La consciencia del proceso

Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Antonio Machado.

Una cosa es recorrer el camino, y otra es recordar todas las piedras y recodos del camino recorrido, prestando suficiente atención mientras se recorre y guardándolo en la memoria una vez recorrido. De las dos maneras se llega a la meta, la primera sin consciencia, la segunda con consciencia. Esta segunda manera le confiere al caminante la ventaja de poder (volver a) repetir el recorrido sabiendo de antemano todos los obstáculos y dificultades con los que se va a encontrar, y por tanto, preverlos y anticipar las mejores soluciones o alternativas (que, incluso, no sean, las adoptadas en viajes previos). Tras repetidos recorridos transitando el mismo camino y ensayando diferentes atajos y alternativas a las dificultades presentadas, se convertirá en un caminante (viajero) experimentado en esa ruta.

‘Camino’ es la metáfora de cualquier proceso. Así, parafraseando las primeras frases, podemos decir: “Una cosa es hacer el proceso, y otra es recordar todas las vicisitudes encontradas durante el proceso”. De las dos maneras se realiza el proceso, de las dos maneras se puede llegar a su fin, pero lo que se aprende y, en definitiva, el bagaje final, es muy distinto. Por eso, dos personas recorriendo el mismo camino, realizando el mismo proceso, llegan al mismo fin, a la misma meta, pero, aparte del “punto de partida”, que ya es diferente para cada cual, aquí destacamos la importancia de la consciencia de cada paso del proceso, de cada etapa del camino, con sus facilidades y dificultades, con sus distintas opciones, con las elecciones y sus consecuencias, con los riesgos y las decisiones tomados, con las mejores y las peores opciones adoptadas, con sus obstáculos, con sus alegrías y tristezas, etc.

Y, finalmente, hablar de proceso en este contexto es hablar de cualquier itinerario específico y determinado en el devenir de una persona, a partir de que es consciente de sus actos: enfermedad, curación, muerte, maduración emocional, crecimiento personal, deshabituación, evolución espiritual, en definitiva, cualquier tipo de aprendizaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s