Espacio Ronda – IGNACIO BEJAR – Llamando a tu puerta

Anuncios

Los niveles corporales y sus conexiones (“puentes”)

MENTAL

Situado en la cabeza, relacionado con el pensamiento.

Para trabajar el nivel mental realizábamos movimientos con la cabeza, hacia todos los lados.

Cuando trabajábamos sólo la cabeza, los movimientos eran más suaves y sutiles que cuando incorporábamos el movimiento de todo el cuello.

cabeza1

Puente Mental-Emocional: el cuello

El cuello es una zona donde se producen muchas contracturas y rigideces musculares. Trabajábamos el cuello, para desbloquearlo, para liberarlo de esas contracturas.

La libertad de movimientos del cuello implica una buena conexión mental-emocional.

Si el movimiento del cuello está limitado, la energía no fluye, se atasca, y los dos niveles adyacentes permanecen separados, desunidos, sin moverse al unísono.

cabeza

EMOCIONAL

Localizado en el tórax, incluyendo los brazos, relacionado con el sentimiento.

El movimiento de los brazos, junto con los hombros, es el más específico para expresar corporalmente el nivel emocional.

En el baile por sevillanas, por ejemplo, se desarrolla mucho el movimiento de los brazos.

Brazos_flamencos

Puente Emocional-Vital: la cintura

Es una interfase entre el tórax y la pelvis, que a veces se confunde con la pelvis propiamente dicha. Para identificarla y diferenciarla de los demás niveles, hay que inmovilizar la pelvis y el tórax e intentar el movimiento del tronco.

VITAL

Ubicado en la pelvis.

El punto vital lo situaba Aziza dos dedos por debajo del ombligo. Es el punto de generación de la energía vital, desde donde se expande y se irradia a todo el cuerpo. Coincidiría con el segundo chakra o Svadhisthana (o centro sexual) y con el hara (centro vital de la anatomía esotérica zen).

Toda la zona pélvica es una zona especialmente rígida, sobre todo en el mundo occidental, donde se ha perdido la costumbre de sentarse en el suelo, de defecar en cuclillas, y de agacharse para realizar actividades, habiéndose incorporado el uso indiscriminado de la taza del váter y de la silla, como si fueran grandes avances del progreso.

La falta de flexibilidad en la zona pélvica provoca bloqueos de la energía a ese nivel, que no permiten la fluidez entre las partes emocional y vital. La energía aunque se genere adecuadamente en el nivel vital, quizás no puede subir hacia el emocional, o tampoco puede repercutir en un movimiento de piernas consecuente.

Para trabajar ese punto, contraíamos la zona; visualizábamos, a veces, la postura del torero con la faja del traje de luces bien ceñida en esa zona.

La danza del vientre es la que mejor ejemplifica el trabajo de la cintura y el movimiento pélvico.

danza_vientre_564x309

Puente Vital- Acción

Es la interfase entre la pelvis y las piernas propiamente, que situamos en las ingles.

Muchas posturas del Yoga, en particular la postura del loto, trabajan especialmente la elasticidad de esa zona.

loto yoga

ACCIÓN

Trabajábamos también con un 4º nivel, las piernas propiamente dichas, que relacionábamos con la acción. A partir de la energía generada en el nivel vital, la primera repercusión corporal más inmediata, aparte de la propia de la pelvis, es el movimiento de las piernas.

La técnica del taconeo en el baile flamenco es un ejemplo de ejercitar específicamente esa zona.

taconeo flamenco